“Dirty” Ortiz y la historia de Proceso a Ricutti: Lo importante es rescatar lo que se hizo

Raúl “Dirty” Ortiz es un hombre de los medios, de la música, del humor y de la literatura. El periodista, agitador cultural y creador de contenidos varios confirma esa multiplicidad de intereses y disciplinas en una novedad reciente a nivel editorial que se sumerge en la Córdoba de mediados de la década de 1980 para contar la historia de un grupo rockero que, sin darse cuenta, representó a toda una generación y personificó la ilusión de fantasía de muchos artistas que “quedaron en el camino”.

Pero Relato de un salto en alto, libro centrado en la historia del grupo cordobés Proceso a Ricutti –del cual Ortiz fue letrista–, es también mucho más que una biografía particular. No sólo abarca el breve pero intenso periplo que llevó a la banda de “Tincho” Siboldi, “Hueso” Horsmann, “Phil” Damicelli y “Paco” Ferranti a coquetear con las mieles del éxito a nivel nacional gracias a su primer disco, Danza mogo (1988). También plantea un relato coral en el que la escena rockera, la política y la cultura en general se funden en un fascinante viaje en el tiempo.

Ante todo, el volumen coeditado por Vademécum Editorial (responsable de títulos recientes sobre Charly García, Luis Alberto Spinetta, Soda Stereo o 2 minutos, entre otros) y Rayosan Libros (de Jorge Kasparian) es un recorrido por el despertar de la juventud que se cultivó en la ciudad a partir del regreso de la democracia. Una generación que, al menos hasta la crisis hiperinflacionaria de fines de la década, logró renovar discursivamente buena parte de lo que sucedía en el ambiente de la música, el teatro y los medios de comunicación.

Inesperado

“No estaba en ningún plan, por lo menos de mi parte ni de la banda. Nunca se habló del tema”, admite Ortiz sobre la génesis del libro que narra el ascenso y la implosión del mayor representante de la llamada “Movida del ‘87” del rock local.

“Tuvo que aparecer Roque Di Pietro (impulsor de Vademécum Editorial), quien leyó una contribución mía en el libro Yo estuve ahí , compilado por Carlos Rolando, y le gustó mucho un texto sobre el gordo Pierre (Bayona, personaje de una canción de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota) como mánager de Proceso a Ricutti. Él no sabía eso, y a partir de ese dato me preguntó si no daba para hacer un libro sobre la banda. Y cuando me lo planteó, en agosto del año pasado, se me encendió la lamparita”, repasa el periodista.

–Contás la historia de la banda, pero también la de una época en Córdoba, con vos como protagonista y testigo. ¿Cómo fue el desafío de relatar algo de lo que sos parte?

–Cuando nosotros arrancamos la carrera de Comunicación en la universidad, nos fascinamos con el nuevo periodismo, que acá se empezó a conocer a finales de la dictadura, y después con el periodismo “gonzo”. Y siempre lo que leíamos era la presencia del narrador. Pero no como protagonista, sino forzando o creando un poco esa historia que está relatando. Podían ser otros los protagonistas, pero era el periodista el que estaba fomentando eso que narraba. Evaluando a la distancia me di cuenta de que nosotros habíamos sido copartícipes de lo que había sucedido. Éramos un colectivo de gente que se juntó a partir de la música y promovíamos ciertas cosas a partir de estas convicciones. Nosotros sabíamos quiénes estaban protagonizando estas avanzadas culturales y, como ya empezábamos a estar en los medios –todavía muy conservadores–, podíamos darle más difusión. Muchos de nosotros, sin darnos cuenta, terminamos abriendo espacios. Fue un experimento que alimentó los acontecimientos culturales de esa década.

–El libro retoma los últimos días de Paco Ferranti, bajista y cantante, y será presentado en el primer aniversario de su muerte. ¿Cómo influyó ese hecho?

–Cuando me proponen la idea de hacer el libro, Paco ya estaba muy enfermo y yo tenía un contacto mínimo con él, porque hacía años que estaba en Río Tercero. En ese momento, me comuniqué con los integrantes de la banda y les mandé un cuestionario como para arrancar. El primero que me respondió fue Paco, y de una manera muy entrañable, con un audio de 40 minutos. Cuando me llega la noticia de su fallecimiento, el compromiso con la realización del libro ya fue indeclinable: se tenía que hacer como sea, en homenaje a él. A partir de ahí, se empezó a concretar todo en mi cabeza. Y a mediados de este año, cuando se estaba terminando la redacción, con los editores decidimos presentarlo en Río Tercero –de donde son tres de los integrantes–, en el primer aniversario de la muerte de Paco. Para la gente de allá, Ricutti es un fenómeno propio, es “la banda de Río Tercero que llegó a grabar un disco”.

–¿Sentís que la historia de Proceso a Ricutti puede interesar más allá de Córdoba?

–La historia de Ricutti se repitió en todas partes, incluyendo Buenos Aires. Han sido muchas más las bandas que intentaron llegar a algo y no lo consiguieron que las que sí lo hicieron. Entonces, contar la historia de Ricutti es contar la historia de un montón de gente. La historia en sí es paradigmática. Yo recuerdo That thing you do, la película con Tom Hanks sobre una banda que quería competir con los Beatles y queda en el camino. Es una comedia sin grandes pretensiones, pero en su momento me pegó mucho porque es la historia de un montón de gente, así que traté de poner a Ricutti en ese lugar. No es que estoy contando una historia en particular, sino que con esa historia se cuentan un montón de otras que lamentablemente tuvieron ese final. Pero como yo valoro en el libro, lo importante es cómo fuimos caminando y lo que vivimos en ese trayecto. Si después el grupo se separó y no tuvo tanto éxito como se esperaba, ya es otra cosa, es verlo con el diario del lunes. Lo importante es rescatar lo que se hizo en ese camino.

Para ver

La presentación virtual de Relato de un salto en alto será este sábado, a las 12.30, en la página de Facebook de la Municipalidad de Río Tercero. A través de Zoom, participarán Alejandra Palombarini (secretaria de Cultura de la Municipalidad de Río Tercero), “Dirty” Ortiz (autor del libro), Tincho Siboldi (exintegrante del grupo Proceso a Ricutti), Roque Di Pietro (editor del libro por el sello Vademécum), Jorge Kasparian (coeditor del libro con el sello Rayosan) y Guillermo Vigliecca (músico local). El encargado de moderar la conversación será Maxi Carranza, periodista y docente de Río Tercero.

WhatsApp_Image_2020-10-30_at_16.57.16_1604119226.jpeg
Ricutti-Tapa-alta_1_1604118608.jpg
De derecha a izquierda, “Tincho” Siboldi, “Phil” Damicelli, “Paco” Ferranti y “Hueso” Horsmann: la formación de Proceso a Ricutti a que grabó «Danza mogo» (Haydée Videla Funes / Archivo Dirty Ortiz).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up
Scroll Up
× ¿Charlamos un rato?