Tensión al aire: Lola Latorre, acorralada por las “angelitas” tras el escándalo de la fiesta clandestina

Un escándalo que podría costarle su puesto en el Cantando 2020 envuelve este lunes a Lola Latorre.

Según informaciones policiales la joven habría sido demorada e imputada el viernes por la noche luego de asistir a una fiesta clandestina que tuvo la presencia de unas 500 personas.

La hija mayor de Diego y Yanina negó en Los ángeles de la mañana haber participado del evento y dijo que solamente fue a buscar a una amiga que no tenía cómo volverse.

La fiesta realizada en un campo ubicado Mercedes, a unos 50 kilómetros de la casa de los Latorre, terminó con la demora de muchos jóvenes y a todos se les iniciaron causas en la Justicia Federal por infracción a los artículos 205 y 239 del Código Penal.

“Yo estoy viviendo en Pilar. Estaba con dos de mis amigas en mi casa y nos llama otra amiga que estaba en esa fiesta y me pidió que la buscara. Nunca pensé que se iba armar este quilombo, la verdad”, inició su relato la joven participante del Cantando 2020.

Latorre dijo que su amiga la llamó ya que estaba “asustada” porque fue la Policía a detener la fiesta y aseguró que e evento no llegó a realizarse. “Me solidaricé y nunca pensé lo que iba a pasar”, remató.

Allí fue cuando la cosa se empezó a poner tensa en el programa ya que el conductor Ángel de Brito le preguntó por qué no había pensado “dos minutos” antes de hacer lo que hizo.

“Sí, es una amiga. Por la razón que sea, yo la busqué porque entiendo su situación. Si yo hubiera estado en esa situación querría que una amiga me venga a buscar. Obviamente es una persona y yo la entiendo más que nunca”, dijo Latorre mientras De Brito decía que no podía entender su reacción.

“Si yo me metí en un quilombo y la tengo que llamar a mi mamá para preguntar qué es lo que hago… O sea, obviamente llamaría a una amiga por más que no sea lo correcto. Y lo haría mil veces más si me llama mañana una amiga por más…” agregó cuando el conductor la frenó y le dijo que era algo que “no tendría que volver a hacer”.

“Obviamente no, si sé que voy a estar metida en este quilombo”, dijo ella.

El relato continuó y ante la insistencia de las “angelitas” por comprender lo sucedido y Lola terminó poniéndose incómoda asegurando que esto parecía un “interrogatorio policial”. Mirá el video Ciudad Magazine con ese momento:

image_1604351580.jpg

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up
Scroll Up
× ¿Charlamos un rato?