Trent Reznor luego de la entrada de NIN al Salón de la Fama del Rock & Roll: “Tengo que seguir adelante”

Nine Inch Nails entró al Salón de la Fama del Rock & Roll. Pero lejos de conformarse, Trent Reznor, su líder y alma mater, dijo que no piensa en bajar la velocidad y que se mantendrá productivo como siempre. 

Reznor hizo estas declaraciones en el marco de una transmisión de HBO, que reemplazó a la ceremonia formal cancelada por la pandemia de coronavirus. 

“Sigo sintiendo que hay tanto que no he hecho y hay tanto que no sé sobre música… Tengo que arreglar mis cosas y seguir adelante”, confesó el cantante y productor.

“Muchas veces miro en la primera fila y en gran medida se ve igual que hace 25 años. No son las mismas personas, pero todavía parece que hay el mismo chico gótico en la primera fila, que podría ser su hijo ahora”, ilustró. 

“Todo el asunto de Johnny Cash surgió en un momento justo cuando lo que pasaba por mi cabeza realmente cuestionaba mi propia relevancia. Me preguntaba si tenía algo que decir o si era bueno», añadió sobre la legendaria versión que Cash hizo de Hurt de NIN. 

En otro momento, Reznor se refirió al momento “extraño y desorientador” de la humanidad, y al hecho de que “estamos atrapados en nuestras pequeñas cajas, mirando nuestras pantallas «.

Estas consideraciones de Trent llegaron luego de halagador discurso de inducción a cargo de Iggy Pop

“Al escuchar la música de Nine Inch Nails, que a menudo se llama industrial, en realidad escucho funk. Apenas escuché Closer, sentí que la base podría ser Stevie Wonder o George Clinton ”, observó Pop. 

“Además de eso, hay un proceso concentrado e implacable de destrucción emocional que pinta un retrato de dolor, presión e insatisfacción. Es la banda sonora de la fiesta oscura y solitaria que comenzaba a sonar en Estados Unidos en ese período. Yo lo llamaría, no industrial, sino el sonido de la ambición digital industrial”, especificó el cantante de The Stooges, quien luego recordó la primera vez que vio a NIN en vivo y cómo Reznor lo sacudió al toque.

“Fui al show de Nine Inch Nails en el Forum de Los Ángeles, el de David Bowie. Trent ocupaba el centro del espacio simplemente por ser una especie de mancha oscura, encorvado detrás del micrófono. Había visto lo mismo logrado de diferentes maneras por T. Rex en Wembley, Nirvana en el Pyramid Club y Bob Dylan en 1965. Esta es la marca de un artista maestro: simplemente conectar. Escuchar Nine Inch Nails se siente como escuchar la verdad. Te acerca un poco más a Dios», cerró Iggy Pop como para que Trent pueda morir en paz. 

Trent Reznor, mantiene su voracidad creativa. (Instagram @Treznor)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up
Scroll Up
× ¿Charlamos un rato?