El dúo entre Morrissey y Bowie se publicará como simple “vieja escuela”

El dúo de Morrissey y David Bowie eternizado en la versión de Cosmic Dancer, de T-Rex, ya se lanzó oficialmente por primera vez a través de plataformas de streaming.

Pero ahora se anuncia un paso más allá de lo digital. Concretamente, la cristalización de ese encuentro, producido en vivo en el Inglewood Forum de Los Ángeles el 6 de febrero de 1991, en un simple doble cara A de 7 pulgadas. Ese material tangible estará disponible el 19 de febrero, de acuerdo al newsletter de Morrissey. 

“El simple de 7 pulgadas con doble cara A presenta a Cosmic Dancer junto con la versión 2020 de Morrissey de That’s Entertainment, de The Jam. La parte delantera y trasera de la manga presenta fotografías de David Bowie con Morrissey y fueron tomadas en la ciudad de Nueva York por Linder Sterlin”, cierra la comunicación. 

Por otro lado, Morrissey informó en su página oficial que busca una nueva discográfica “dispuesta a difundir su música”, ya que se siente totalmente “abandonado” por el sello alemán BMG.

El mensaje explica que la nueva directiva de BMG “no quiere otro álbum de Morrissey”, pese al éxito conseguido por I Am Not a Dog On a Chain, último disco de estudio de Mozz publicado en marzo.

Por su parte, un portavoz de la filial británica de la discográfica ha confirmado a Efe que el contrato con Morrissey para sacar tres álbumes “ha terminado”, aunque la empresa continuará trabajando con el equipo del músico para promocionar los trabajos que aún conserva en su catálogo.

A la hora de encontrar un fundamento a esta decisión, Morrissey dijo que los nuevos responsables de BMG quieren fomentar “la diversidad” entre sus artistas y “han anulado” todos los lanzamientos y relanzamientos previstos del exvocalista de The Smiths.

“Esta noticia se ajusta perfectamente al horror galvánico que está siendo 2020”, señaló Morrissey, quien en el último tiempo ha hecho gala de comentarios políticamente incorrectos, que fueron desde el aval a Kevin Spacey a opiniones contrarias a los fines de inmigrantes y a la diversidad racial. 

“Estaríamos críticamente dementes si esperáramos algo positivo”, añadió.

El cantante de 62 años mantiene que sus tres álbumes con BMG son «los mejores de su carrera» y los defenderá «hasta la muerte», pues grabarlos ha constituido «un periodo clave» en su vida.

“Todavía es importante para mí hacer música a mi manera y no quisiera estar en un sello que dictara específicamente cómo deben comportarse sus artistas, especialmente cuando la palabra ‘talento’ nunca se menciona”, finalizó el mancuniano.

David y Mozz coincidieron en Los Àngeles, allá por 1991. (Parlophone)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up
Scroll Up
× ¿Charlamos un rato?