Natalia Lafourcade, sobre sus nuevos Grammy Latinos: “Es un reconocimiento al folklore de México”

Natalia Lafourcade contesta una llamada telefónica desde la misteriosa locación donde se encontraba la noche de los Grammy Latinos, cuando ganó el premio al álbum del año por Un canto por México, Vol. 1 pero no apareció en persona o virtualmente para recibirlo.

La cantante y compositora mexicana dice estaba en una zona montañosa aislada del sureño estado de Oaxaca en un evento familiar, “con una rayita” de señal de celular, y que conectarse le resultó imposible. La noticia de que ganó incluso le llegó por alguien más que logró mandarle un mensaje desde la Ciudad de México.

“íQué emoción, qué bonito y qué inesperado!”, dice todavía exaltada. 

“Y qué gratitud para mis compañeros y para toda la gente de la academia, para todos los que votaron por este proyecto –añade-. Siento que no soy solamente yo la ganadora de este Grammy y de este reconocimiento; realmente siento que es México y es la música y es el folklore y es la música tradicional y todos esos géneros que viven entre nosotros pero que corren el riesgo de ser olvidados”.

Lafourcade, quien en total recibió tres Latin Grammy el pasado jueves, admite que no esperaba que su disco fuera a llevarse el máximo premio de la noche al competir con pesos pesados como Carlos Vives, Ricky Martin y J Balvin en una categoría que ha estado dominada por hombres. Su victoria se produjo un año después de que Rosalía hiciera historia como la primera solista femenina en ganarlo desde 2006, cuando Shakira lo obtuvo con Fijación Oral Vol. 1.

“De verdad lo veía como lejano –confiesa-. Tal vez me equivoqué, no porque el disco no fuera bueno sino porque de verdad era complejo. Había artistas increíbles en la terna”. 

Un canto por México, Vol. 1 es verdaderamente un recorrido por los géneros tradicionales mexicanos, del mariachi al son jarocho, la música ranchera, el huapango, el bolero, la cumbia y hasta la polca ranchera.

Cuenta con invitados estelares (algunos de los cuales participarán en el segundo volumen) como Carlos Rivera, Leonel García, Emmanuel “Meme” del Real, Mon Laferte, Panteón Rococó, Los Cojolites, Los Auténticos Decadentes, Aida Cuevas, Pepe Aguilar y Jorge Drexler, bajo la dirección de Kiko Campos. 

Y la ingeniería de sonido de Rubén López Arista le hace justicia a este aspecto colectivo de la producción.

Pero más allá de eso, es un proyecto benéfico surgido tras el terremoto de septiembre de 2017 por el que se dañó el Centro de Documentación del Son Jarocho. Lafourcade ideó el álbum y ofreció un concierto en el Auditorio Nacional para recaudar fondos para reconstruirlo.

“Todo el símbolo que hay detrás de Un canto por México… Ahorita mismo está reconstruyendo ese centro de Son Jarocho”, remarca.

Con el paso de los años la cantante, que comenzó su carrera interpretando pop y bossa nova, ha gravitado hacia la música tradicional mexicana. 

Primero con Mujer divina – Homenaje a Agustín Lara, por el que ganó el Latin Grammy al mejor álbum de música alternativa en 2013; luego con Hasta la raíz, que se mereció los Latin Grammy a grabación y canción del año en 2015; y más adelante con sus dos volúmenes de Musas (Un homenaje al folclore latinoamericano en manos de Los Macorinos), premiados como mejor álbum folclórico en 2017 y 2018. 

Ahora la ganadora del 12 Latin Grammy y un Grammy culmina ese recorrido con el premio al álbum del año.

“Siento que no soy solamente yo la que está ganando con esto… Es México, son los músicos, son todos esos géneros musicales que de repente gritan por ser escuchados de nuevo. Es algo muy bueno, muy positivo para todos nosotros’”, exalta Lafourcade. 

“Para mí era dar un paso y tomar un riesgo, porque había mucha música que yo no había hecho de esa manera como en este disco. Para mí eran géneros nuevos de interpretar y de hacer y fue mucho aprendizaje”, redondea.

Agrega que estos apenas son sus primeros pasos en la música tradicional mexicana y que todavía tiene mucho por aprender. Y deja en claro que inspiración no le falta, pues la tiene muy cerca, en México y especialmente en su querido Veracruz, el estado donde creció.

“Sigo queriendo que mi música tenga una identidad y un sabor a México, que se sepa y se sienta no sólo que soy mexicana sino que amo ser mexicana y amo lo que México me da”, dice. 

“Veracruz es mi primer sitio donde encuentro la inspiración en su aire, en su naturaleza, en su gente, en su comida, en su sabor en su olor, en su música”, precisa.

La artista también recibió el jueves los premios a la mejor canción regional mexicana, por Mi religión, de Un canto por México; además de mejor canción alternativa por su colaboración en En cantos de iLe.

Mi religión es un tema importante para Lafourcade, pues dice que surgió de la epifanía que tuvo al descubrir que quería dedicarse a la música.

“Conecta con este primer momento en donde subí al escenario y me di cuenta que la música era lo que yo quería hacer, una canción con tintes de amor, muy vivo. Se ha convertido como en una canción que de alguna manera ha marcado mi vida”, revela.

A En cantos y a su respectivo video los grabó con la artista puertorriqueña en México.

“Todo el proceso de hacer este tema fue muy íntimo y muy agradable”, cuenta Lafourcade. 

“Yo veo a iLe como una mujer maravillosa que ya está haciendo una carrera increíble… Me parece admirable, con una postura muy coherente ante la música, ante sus composiciones, ante su mensaje. Fue un orgullo trabajar con ella”, destaca.

Un canto por México, Vol. 2 saldría a la luz en 2021, en una fecha aún por definir. 

Pero antes, Lafourcade formará parte de la serie documental de Netflix Song Exploder, que se estrena el 15 de diciembre, para explicar más a fondo su canción Hasta la raíz.

Lafourcade se siente orgullosa de ser mexicana. (AP)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up
Scroll Up
× ¿Charlamos un rato?