Luis Novaresio quiere que lo case un exparticipante de Masterchef Celebrity

El sábado en PH: Podemos Hablar estuvieron invitados Luis Novaresio, Fabián Cubero, Adriana Salgueiro, Luciano Cáceres y Magui Bravi. Cuando se propuso el tópico “Los que alguna vez sintieron una invasión en su intimidad”, Novaresio reconoció que su relación con Braulio Bauab es un tema que él decidió hacer público, por lo que no tiene problemas en hablar de eso. 

Pero lo que llamó la atención de las declaraciones del periodista fue la revelación sobre quién quiere que lo case. «Yo soy agnóstico, Braulio es de origen judío y nos divierte mucho que haya un rabino. Ahora tenemos muchas ganas que nos case Moldavsky», sorprendió Luis al mencionar al jurado de MasterChef Celebrity.

«La idea era casarnos este año y como no podíamos hacer fiesta decidimos esperar», reconoció Novaresio, y aseguró que no descarta que primero se casen y luego hagan la fiesta. 

Recordemos que hace unos meses, el periodista contó que se casará con su pareja y dio detalles sobre la unión. En el medio, hubo una polémica con la rabina Silvina Chemen y un posterior descargo por parte de Luis. 

“Hace unos días comenté en una entrevista con Catalina Dlugui que nos encantaría casarnos con Braulio por el rito judío. Braulio no es religioso practicante pero sí tiene un enorme respeto y afecto por las tradiciones judías. Su familia es inspiradora en este sentimiento. Yo no soy judío, no soy creyente, pero me pasa algo similar a lo que le sucede a él”, comenzó el conductor.

Y siguió: “Cuando la amiga Catalina, en un diálogo de confianza y afecto, me preguntó detalles del evento me animé a mencionarle a una Rabina que conocí periodísticamente y ante la que qudé muy admirado por su inteligencia y conocimiento. Así surgió el nombre de Silvina Chemen”.

“Para su tranquilidad, porque la vi hacer una entrevista periodística desmintiéndome (lo digo con sorpresa y con dolor) quiero decir que fue un acto de afecto el mencionarla porque la pensé desde esa admiración que le tengo. Nada hubo concreto. Nunca acordamos nada. (Si ni fecha hay, Corona mediante!) Ni desafío en las reglas religiosas, ni atrevimiento, ni nada parecido. No hubo más que el deseo y el afecto. Aparentemente eso quedó desubicado”.

“Y como creo que el deseo es el mejor arquitecto de la vida, les aseguramos que habrá fiesta, se romperá la copa y se bailará mucho, acompañados por los que sientan que abrirse a la diversidad y acompañar el amor en cualquiera de sus formas, vale la pena”, cerró.

118958529_236683954392876_3374933732667961495_n_1607870978.jpg

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up
Scroll Up
× ¿Charlamos un rato?