Con ironía y enojo, Matías Defederico habló de Cinthia Fernández: “Que no me rompa las…”

Pese a que se separaron hace ya varios años, no hay paz entre Matías Defederico y Cinthia Fernánez. La bailarina lo acusó en más de una oportunidad de no pasarle el dinero que corresponde por la manutención de las hijas que tienen en común, y de hacerlo fuera de término. 

Hace unas semanas, Cinthia había compartido una captura donde mostraba que su ex le pasaría 40 mil pesos a mes. Además, le habló directo a Defederico: “¡No todo es plata! Eso va por judicial y no jodo a nadie. Encima que ni las crías, ni las mantenés, ni te ocupás de nada, ¡tengo que fumarme que me rompas las pelotas! Anda a laburar Defederico. Menos Play y más pico y pala”.

Ahora, en una entrevista con Hay que ver, el futbolista se mostró cansado, enojado y muy irónico al referirse a los problemas con Fernández: “Todo lo que hice, gracias a Dios, lo tienen mis hijas y soy muy agradecido. Siempre fue para mi familia. Nunca derroché la plata como se dice. La casa que tiene Cinthia la compré yo y se las dejé a mis hijas”.

“No sé qué le pasa a Cinthia, eso es lo tienen que preguntar ustedes. No es un asunto mío. No me interesa. Ya se me alargó un poco. A veces uno necesita descargar por la familia que está atrás y pregunta qué pasa. Que no le den bola, apaguen la televisión o pongan el fútbol”, dijo irónico.

Y agregó luego: “Creo que esta es la tercera o cuarta nota. Jamás hablo y si hablo es para defenderme de lo que se dice de mí. Pero a mí no me interesa defenderme porque yo sé lo que soy con mis hijas. Si me quieren creer, me creen. Si no me quieren creer, me resbala. A mí la televisión no me da trabajo”.

“Ayer vi una nota en la que (Cinthia) decía que quería que me vaya, pero cuando estaba afuera quería que volviera porque no veía a las nenas. Entonces, es el juego… Cuando estaba en Grecia se preguntaba por qué no me hacía cargo de mis hijas. Entiendo el juego, está todo bien, pero hay que soltar. Yo no hablo de lo que hace ella, pero es todos los días lo mismo, todos los días un palo. Hay que soltar un poco. Ya está, hace tres años que estamos separados. Ya está. Hace tres años que no habló, todas estas notas las hago porque habla ella”, continuó Defederico.

Y cerró: “Que no me rompa las pelotas, nada más. Es lo único que quiero. Vivir tranquilo. Disfrutar si me voy cuatro días con mis amigos. Eso, nada más”.

Mirá el video de la entrevista a Matías Defederico en el player de arriba. 

defederico_1608219195.jpg

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up
Scroll Up
× ¿Charlamos un rato?