El Gobierno finalmente no habilitó los shows con burbujas sociales y los productores estallaron

El Gobierno provincial dio marcha atrás con la idea de habilitar los shows bajo el formato de las denominadas burbujas sociales, tirando por tierra la gran expectativa que se había generado en el sector la semana pasada, cuando se empezaba a vislumbrar una luz como para volver a trabajar. 

La idea era permitir los espectáculos de hasta 1500 personas, separadas en grupos de hasta 10 personas. La Cámara de la Industria del Espectáculo de Córdoba, de hecho, esperaba este lunes la reunión con las autoridades del ministerio de Salud, el COE y la Agencia Córdoba Cultura para conocer los detalles finales del protocolo.

Sin embargo, ocurrió todo lo contrario. El Gobierno informó que, de acuerdo a lo establecido por el DNU que extiende el distanciamiento social hasta el 31 de enero en todo el país, no habilitaría las burbujas sociales para la producción de shows.

La decepción de los productores, en especial del sector cuartetero, fue mayúscula. En especial, por la manera en que se comunicó la decisión: no fueron citados, no hubo una comunicación oficial, sólo un llamado telefónico de una alta fuente provincial informando que no iba a ser viable ese formato. 

José Palazzo, presidente de la Cámara de Productores, disparó vía Twitter: “Hoy (por el lunes) teníamos reunión con la Agencia Córdoba Cultura y el COE. No sólo no nos atendieron, sino que de manera telefónica , nos dijeron que no habrá shows con formato de burbujas . Pero tampoco nos pasaron un protocolo para saber cómo podemos abrir. No hay un protocolo, después de 15 días”.

Luego, cargó las tintas contra Nora Bedano, la presidenta de la Agencia Córdoba Cultura. “No nos sabe decir si la capacidad es 1500, 800, 600 o 500. ¿Cómo podemos planificar algo para este verano si no sabemos eso? ¿Habrán organizado algún espectáculo? ¿Saben que hace falta planificar? Una pena todo, sinceramente humillante”, finalizó Palazzo.

Los cuarteteros, indignados

Unos de los sectores que aguardaban este nuevo formato con mayor expectativa era el del cuarteto, cuyos voceros no dudaron en manifestar su desagrado. 

«Hubiera sido bueno la continuidad de la mesa de diálogo que teníamos y poder trabajar con protocolos, y hasta ahora lo único que tenemos es una comunicación informal que dice que las burbujas no serían un método que seguiríamos para poder trabajar. Necesitamos que nos digan cómo vamos a volver a trabajar, estamos en una incertidumbre y no sabemos cómo seguir adelante», le dijo Marcos Farías a El Doce

En la misma línea se manifestó Marcelo Ludueña, dueño de la Sala del Rey: «Es una desprolijidad total, no nos sorprende porque ya la veníamos sintiendo desde el principio de la pandemia. Nos sentimos muy mal, como traicionados. Nos llamaron, fuimos, nos pusimos a disposición, trabajamos juntos. Nos fuimos de la última reunión esperando a que nos juntáramos otra vez para firmar. Por favor, trabajemos de manera profesional. Tenemos muchas familias a cargo».

Mientras tanto, se analiza la posibilidad de una marcha en reclamo por esta situación, algo que se iba a realizar hace semanas cuando en primera instancia hasta el 31 de marzo no se iba a poder realizar ningún espectáculo en vivo. Cuando esa medida se revisó (habilitando el formato teatro al 50 por ciento de su capacidad) la marcha se levantó, pero ahora analizan volver a convocar a una marcha pública en reclamo por la habilitación. 

shows_57_1608643995.jpg

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up
Scroll Up
× ¿Charlamos un rato?