Los Caligaris: Hay que entender que es tocar así o nada

314. Esa es la cantidad de días que pasaron para que Los Caligaris volvieran a subirse a un escenario con un público presencial. Será casi como la primera vez, lo que está claro desde el título que eligieron para bautizar esta nueva gira: «Todo vuelve a comenzar».

La ansiedad por el regreso se nota en las voces de los protagonistas, que acaban de terminar la sesión de fotos para VOS. Y el que aporta el contundente dato es Martín Pampiglione, uno de los cantantes de la banda de Residencial América: tanto él como el resto se salen de la vaina por reencontrarse con sus seguidores cara a cara con las canciones de por medio.

El gran acontecimiento se producirá este sábado, a las 21, en Quality Estadio y con localidades casi agotadas (sumaron otro show el domingo, misma hora y lugar). Además del largo parate, la vuelta a las tablas tendrá otro condimento especial: serán conciertos en formato teatro, con la necesidad de respetar todos los protocolos.     

«Estamos con mucha adrenalina y ansiosos, nunca creímos que iba a pasar tanto tiempo para que volviéramos a poder vivir un show con público», introduce el propio Pampiglione, tras lo cual su hermano Diego, más conocido como Raúl Sencillez, acota: «Somos una banda muy acostumbrada a las giras y a las presentaciones en vivo, así que este tiempo extrañamos horrores». 

La pregunta ineludible tiene que ver con cómo encararán esta necesidad de tener que actuar ante un público sentado. Aunque recuerdan que ya lo hicieron en otras oportunidades, reconocen que esta vez será muy diferente.

«Sabemos que en los shows hay mucho pogo, baile y agite. Eso esta vez no estará de la manera en que nuestros seguidores están habituados. Pero estamos pensando artilugios para generar que la gente se enganche con esta nueva forma. Jugar con la cuestión del protocolo de alguna manera», opina Juan Taleb, el otro vocalista principal de un grupo que siempre ha sabido reinventarse, y esta época de pandemia no fue la excepción. Se mantuvo activo en las redes como muy pocos lo hicieron, ofreciendo todo tipo de contenidos y novedades.

Luego, Taleb añade un concepto que claramente es el lema de gran parte de los artistas que tuvieron que tomar este formato como el único camino posible: «En definitiva, hay que entender que es tocar así o nada. Y nosotros queremos y necesitamos tocar».

Consultados acerca del repertorio que eligieron para este regreso, teniendo en cuenta las características especiales de la presentación, se animan a adelantar algo sobre la dinámica que tendrá. «Trabajamos muy bien la lista de temas y la armamos pensando en muchos cambios de clima. Los Caligaris también tenemos varios temas que no son tan agitados, así que vamos a ir alternando. Habrá varias sorpresas», cuenta Sencillez.

–¿Qué fue lo mejor y lo peor de todo este tiempo sin tocar?

–Pampiglione: Lo bueno es que tuvimos más tiempo para estar con la familia, algo que no se da tan seguido dentro de la vorágine de andar viajando y tocando constantemente.

–Taleb: Además, pudimos experimentar con el streaming y otras novedades, grabar bastante… Hicimos shows virtuales para el Quilmes Rock, el Cosquín Rock, también para una plataforma de México. Y nos dimos el gusto de hacer un programa de radio que salía todos los miércoles a través de nuestro sitio y del canal de YouTube. Era un idea que veníamos pensando hace tiempo, pero que nunca podíamos concretar por nuestra agenda siempre apretada.

–Sencillez: Lo negativo fue, sin dudas, tener que frenar y reprogramar tantos shows con una incertidumbre absoluta. Algo que incluso sigue hasta hoy. Teníamos presentaciones con entradas agotadas en Chile, en Colombia, y dos giras previstas en México, entre muchos otros lugares.

–Pampiglione: De hecho, nos quisieron llevar a México en un momento en que la cosa allá había mejorado un poco y acá estaba más complicado. Ahora es al revés. Ojalá podamos ir este año. 

–¿Qué se viene para Caligaris en 2021? ¿Hay canciones nuevas?       

–Taleb: Primero que nada, queremos tocar todo lo que se pueda. Y ojalá que, vacuna mediante, las cosas puedan ir volviendo a su cauce. Ahora, después de los Quality, tenemos Río Cuarto y dos shows en Buenos Aires.

–Pampiglione: Sí, hay temas nuevos que fuimos grabando e iremos mostrando de a poco. Pero lo cierto es que no vemos la hora de empezar a tocar. Queremos escuchar los aplausos y la reacción de la gente.

Para ver

Los Caligaris se presentan sábado y domingo, a las 21, en Quality Estadio (av. Cruz Roja 200) en formato teatro. Entradas disponibles en qualityespacio.com. Luego, el 6 de febrero estarán en el PredioMultiespacio, de Río Cuarto; y el 19 y 20 del mes que viene, en el Auditorio Parque Centenario de Buenos Aires.

Un tema con La Mona de otra época

El pasado lunes, en el día del cumple 70 de Carlitos Jiménez, Los Caligaris sorprendieron con la publicación a través de las plataformas del tema Tu alegría a flor de piel.

«Hoy celebramos el cumpleaños de La Mona. ¿Y qué mejor manera de hacerlo que lanzando una canción junto con él?», decían en el posteo que publicaron en sus redes junto con el tema, sin dar demasiados detalles.

En rigor se trata de una nueva versión de un tema de Jiménez incluido en el disco De punta a punta, de 1987. Sí, en esta renovada canción se escucha al Mandamás, aunque no con su voz actual, sino con la de aquella grabación. 

Taleb cuenta la historia de cómo se realizó el featuring, tal como se llama en estos tiempos a este tipo de colaboraciones. «Hace unos meses vi una publicación que decía ‘Cómo cantaba La Mona a capela en 1987’ y no pude evitar entrar a escuchar. Era un posteo de José López, uno de esos fanáticos que siguen a Jiménez a todos lados», comienza explicando el cantante.

«Con algún programa, López le quitó la parte de la banda y dejó sólo la voz de Carlitos, tan característica de aquel entonces. Enseguida se me ocurrió armar una versión a lo Caligaris y combinarnos», agrega.

Se trata de una versión con ese sonido ska/pop que ya es un clásico de la banda cordobesa y hasta algún pasaje con una base electrónica más afín al trap. «Armé la maqueta y se la pasé a Martín (Pampiglione, el otro cantante) para que le pusiera su voz a la otra parte y la verdad es que quedó muy bien”, cuenta Taleb, a quien sus compañeros definen como el más fanático de La Mona.

«Hace unos días, le mandamos una versión casi final a través del Carli, y él nos dijo que a La Mona le encantó. Ojalá la podamos cantar juntos en algún momento», cierra con entusiasmo. ¿Se dará?

Raúl Sencilles, Martín Pampiglione y Juan Taleb en la previo de el esperado reencuentro con su público en Córdoba. Foto: Ramiro Pereyra.
Los Caligaris ruegan porque la vacuna haga lo suyo y puedan seguir tocando en vivo. Foto: Ramiro Pereyra.
Raúl Sencilles, Martín Pampiglione y Juan Taleb en la previo de el esperado reencuentro con su público en Córdoba. Foto: Ramiro Pereyra.
Los Caligaris ruegan porque la vacuna haga lo suyo y puedan seguir tocando en vivo. Foto: Ramiro Pereyra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up
Scroll Up
× ¿Charlamos un rato?