Kapanga en Mar del Plata: “Elegimos tocar porque están las condiciones”

Kapanga regresa a Mar del Plata este verano para celebrar 25 años de carrera. Este sábado una de las bandas más icónicas del rock nacional sube al escenario de GAP para festejar del reencuentro con el público. Tras meses de inactividad por las condiciones que impuso la pandemia de coronavirus, Martín Fabio, cantante del grupo, resaltó que se van adaptando para poder seguir tocando. “Elegimos tocar porque están las condiciones, con todos los protocolos y las medidas para cuidarnos y cuidar al público. No sólo por nosotros sino para todos los artistas, necesitamos volver a funcionar”, definió El Mono en diálogo con Qué digital.

Este 2021 Kapanga cumple 25 años y lo celebrará en Mar del Plata para festejar con el ritmo festivo que los caracteriza. El show tendrá lugar en GAP, ubicado en la avenida Constitución 5780, este sábado a partir de las 20 junto a los marplatenses de Rondamón. Las entradas a $1000 se pueden adquirir a través de articket o en los puntos de venta en San Martín 3263 y Belgrano 3420.

Por cuestiones sanitarias, GAP volvió a funcionar cumpliendo con los protocolos sanitarios y con una capacidad máxima del 30% de espectadores.

En temporada, El Mono junto a su banda se subían a un micro y salían de gira por el país. Sin embargo, la pandemia de coronavirus cambió las condiciones. Martín “Mono” Fabio, Mariano Arjones, Miguel Luna Campos, Claudio Maffia y Javier “Memo” Manera estuvieron cinco meses sin encontrarse por las medidas de aislamiento hasta que de a poco la actividad se fue reactivando y Kapanga se fue adaptando a los distintos formatos.

“Con Los Kapanga pensamos cada vez que nos juntamos cómo va a ser este show y nos remitimos al principio de la historia, cuando empezamos. Emprendimos un camino nuevo, con 25 años de experiencia, pero totalmente distinto”, aseguró El Mono.

Las restricciones hicieron crecer “las ganas” de tocar y de cantar para un público. Es por eso que dada la situación, Kapanga se aseguró que estuvieran las condiciones dadas para poder hacerlo de forma segura con público y que puedan disfrutar de una banda que fomenta la alegría tanto arriba como abajo del escenario y que, 25 años después, se sigue reinventando para seguir tocando: “Nosotros seguimos cuidándonos, cuidando a la gente. Buscamos no hacer una fiesta clandestina y que nos chupe todo un huevo”.

Leer también:

.su-posts-single-post {display:flex; flex-wrap:wrap; margin:15px 0 30px 0; width:100%; padding:10px 2% 15px 2%; box-sizing:border-box; border-top:1px solid #64de5c; border-bottom:1px solid #64de5c;} .su-posts-single-post .sp-title {width:100%;} .su-posts-single-post .sp-img {width:20%; padding:0 2% 0 0; box-sizing:border-box;} .su-posts-single-post .sp-cont {width:80%;} @media only screen and ( max-width: 498px ) { .su-posts-single-post {padding-left:5%; padding-right:5%;} .su-posts-single-post p {padding-bottom:10px;} .su-posts-single-post .sp-img {width:50%; padding:0 0 10px 0;} .su-posts-single-post .sp-cont {width:100%;} .su-posts-single-post .sp-cont .su-post-excerpt {display:none;} }

– ¿Cómo se preparan para el show de este sábado en Mar del Plata?
– Tenemos un par de listas armadas que fuimos haciendo, a la gente le gustaron mucho los temas que hicimos, va a ser una forma de celebración, de reencuentro. Creo que en este momento no le importa mucho a la gente la lista de canciones, ahora después de tanto tiempo nos van a recibir con una sonrisa y alegría más allá de la lista.

Ya el hecho de ir y estar en el show es toda una experiencia por la pandemia. Elegimos tocar porque están las condiciones, con todos los protocolos y las medidas para cuidarnos y cuidar al público. No sólo por nosotros sino para todos los artistas, necesitamos volver a funcionar.

En un futuro el que haya estado va a poder compartir: “Yo estuve en el año 2021, en la pandemia, cuando no había nada, vino Kapanga a GAP y salió buenísimo, la pasamos re bien”. Ojalá que pase eso realmente.

– Sin dudas fue un año inesperado para muchos artistas que viven de la música. En tu caso fue más particular por tu participación en Masterchef ¿Cómo se dio?
– Por lo menos me dio de comer. Fue algo totalmente impensado, cuando me llamó la producción lo compartí un poco con mis personas de confianza: los Kapanga, mi hijo, la madre de mi hijo, con mi mamá. Mi hijo me dijo: “Hacelo, no tenés nada que hacer”.

– No había nada que perder pero era un código totalmente distinto ¿Cómo lo transitaste?
– Sí, la verdad que yo no tenía ni idea. Tampoco me imaginé que iba a pasar lo que pasó con el programa. Lo agarré pensando que salía de mi casa un rato, para pensar en otra cosa. Después cuando salió el programa al aire fue una revolución. La verdad que me llenó de cariño, de conocer otras personas, conocer otro medio. Yo solamente voy a la televisión a que me hagan notas, a tocar o hacer alguna presentación. Nunca fui a ser protagonista o a exponerme tanto. Creo que estuvo bueno, me acercó a otro público. El que ya me conocía me conoció de otro lado, tuvo un montón de cosas positivas.

– ¿Qué desafíos tuviste que sortear durante esta pandemia?
– El principal desafío es con mi cabeza, que le debe pasar a muchos también. Creo que esta pandemia va a dejar a varias personas golpeadas psicológicamente. Yo me pensé y repensé, putee, patalee, me deprimí, lloré. Es muy difícil trabajar así, hasta ahora voy zafando bastante.

Si te dicen tal fecha, tal día, a tal hora podés ir a tocar y arrancar, te podés preparar. Pero cuando la incertidumbre sigue en tres, cuatro, cinco, diez meses es muy difícil convivir con todo eso. Yo vivo de Kapanga, no vivo de otra cosa.

– ¿Te pasó de tratar de componer algo o  esta situación te limitó artísticamente?
– En realidad de toda la historia de Kapanga soy el que menos compone y en la pandemia no iba a ser la excepción. Pero sí, se me ocurren cosas, ideas, que las voy trasmitiendo y se las voy trasladando a mis compañeros. Paso mucho tiempo con mi hijo por la convivencia. Y me las voy rebuscando para poder expresar los sentimientos tocando. Mi hijo toca y es un gran compañero y eso la hace un poco más fácil. Pero también él es adolescente y tiene sus días.

Agarro una guitarra y me pongo a cantar y me olvido de que está la pandemia. En ese rato, estoy haciendo algo que me hace muy bien, que me hace feliz.

– Por la pandemia cambiaron mucho las condiciones para tocar ¿Cómo se adaptan?
– Al streaming no sé si la gente se acostumbró, por ahí los primeros meses que estábamos todos más encerrados fue la única alternativa. Pero cuando llegó la primavera y el calor, la gente empezó a salir de sus casas y no se fue copando. Y lo del autoconcierto es raro, es muy difícil mantener la gente adentro de un auto tres horas, es un gran embotellamiento con una banda. Pero después cambió el protocolo y se puede hacer de forma presencial, no es la forma que más nos gustaría, pero al menos es algo.

Salió streaming, hicimos streaming. Salió autoshows, hicimos autoshows. Sale shows con protocolo, presentamos el ADN, si hace falta mandamos a analizar la sangre a la NASA; lo que sea lo hacemos porque tenemos ganas de seguir en esto.

Tuvimos que acomodar un montón de cosas, dejar de lado cuestiones a las cuales ya estábamos acostumbrados como viajar en un micro de gira. Ahora viajamos por otros medios, tenemos que achicar los costos. Le buscamos la vuelta para que sea productivo, pero tampoco se puede. Una entrada para que sea productivo hoy tendría que valer $5000. Para que sea rentable para todo el movimiento, pero la entrada sería inviable. Entonces también hay que buscarle la vuelta, todos nos llevamos un poquito y hacemos, así que pulgar para arriba. De cero a un poquito, dame un poquito.

– No salieron de gira pero vienen a festejar 25 años en Mar del Plata ¿Qué rescatarías como positivo de esta situación?

– Las ganas, en si es eso. También con los Kapanga cada vez que nos juntamos pensamos cómo va a ser este show y nos remitimos al principio de la historia, cuando empezamos. Emprendimos un camino nuevo, con 25 años de experiencia, pero totalmente distinto. Pero para adelante como al principio.

Kapanga llega a Mar del Plata para celebrar 25 años

-Es que la pandemia desarmó todo a lo que estábamos acostumbrados

-Imagínate hace 25 años soy la cara, dejé de lado mi salud, mi vida y nunca pensé que iba a ocurrir esto. Nunca imaginé que se iba a parar el mundo. Hubiese imaginado una bomba atómica. Desde que existe la música es la primera vez en la historia que se corta la música porque ni en época de guerra se detuvo la música.

– A pesar de dictaduras se siguieron haciendo shows clandestinos o en el exilio

– Siempre hubo música, bandas tocando, orquestas, siempre estuvo la música en vivo. Es histórico, desafortunado para los que estamos en el negocio del espectáculo y del entretenimiento y las diferentes ramas artísticas. Estamos que no sabemos para dónde disparar.

– La sensación de estar desorientados…
– Esa es la palabra, desorientados porque yo ya no soy un chico. No tengo 25 años. Cada fin de semana que no tocó me voy muriendo de a poco, se va a acortando el tiempo. Ese fin de semana que no tocó no se recupera. Se pasa el tiempo y se pasa la vida y yo quiero aprovechar al máximo lo que me dio Kapanga entonces aprovechamos a hacer lo que sale y se puede hacer.

– ¿Qué es lo que más se extraña de los recitales?
– A nosotros nos gusta que la gente se exprese, los que tienen ganas de participar de un pogo lo pueden hacer, los que quieren ver tranquilos también. Ahora nos tenemos que acomodar a este formato, a los protocolos y a las condiciones que nos pone la pandemia para que se pueda realizar un espectáculo y, bueno, las cumplimos para que podamos seguir, no solo nosotros, un montón de artistas. Nosotros seguimos cuidándonos, cuidando a la gente, tratamos de no hacer una fiesta clandestina y que nos chupe un huevo todo.

– Después de este show en Mar del Plata ¿Qué planes traen estos 25 años?
– Cuando baje un poco el calor, nos meteremos en el estudio para grabar algunas canciones que tenemos en mente. Nosotros dejamos el anteaño pasado el primer corte de lo que sería el primer disco, “Todavía”, con Nahuel Pennisi y después nos agarró la pandemia, estuvimos cinco meses sin juntarnos. Cuando nos juntamos fue porque había trabajo con los streaming. Decidimos que a partir de febrero, principios de marzo, entramos al estudio y vamos  a intentar seguir haciendo canciones, encontrarnos con nosotros mismos, nuestra identidad; lo que más nos gusta.

– Hace un año Divididos realizó un show gratis en Mar del Plata y estalló de público. Ahora todo es tan medido y cuidado que no deja de ser extraño
-Es raro pero hay que ponerle onda, la verdad en los recitales que hicimos de forma presencial la pasé muy bien. En el streaming la pasé mal, y de forma presencial la pasé bien. Hay que pensar que es lo que hay, es feo a veces conformarse con lo que hay, habría que aspirar a otras cosas pero en este momento hay que conformarse con lo que hay. Tratar de buscarle la vuelta, nosotros buscamos estar en tranquilidad y que la gente pueda entretenerse y disfrutar de un show en vivo.

– ¿Te imaginás un mundo sin música, sin arte?
– No me lo imagino pero un poco lo estamos viviendo. Es difícil porque somos una parte fundamental en la vida de las personas. Desde que empezó la pandemia y ahora que pasaron once meses en ningún lugar escuchamos que hablen de los músicos o de nuestra situación. En nuestro país cuando pasa alguna tragedia, inundación o terremoto a los primeros que llaman para colaborar es a los artistas, nosotros siempre le pusimos el pecho y siempre estuvimos con las causas que nos parecieron justas. Hoy un poco lo que siento es que se barre el arte debajo de la alfombra y cuando pase vemos qué hacemos. Es como que no hay mucho interés por el entretenimiento y por el arte, también entiendo que hay otras prioridades pero por lo menos tirar un centro haber si lo podemos cabecear.

La entrada Kapanga en Mar del Plata: “Elegimos tocar porque están las condiciones” aparece primero en Noticias de Mar del Plata.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up
Scroll Up
× ¿Charlamos un rato?