La Justicia investiga incidentes ocurridos en la casa de Kike Teruel durante una supuesta fiesta clandestina

El Ministerio Público de Salta investiga una serie de incidentes ocurridos en la casa de Kike Teruel, integrante del conjunto folclórico Los Nocheros, durante una supuesta fiesta clandestina desarrollada el fin de semana pasado en un barrio de la zona norte de la capital salteña.

Así lo informó a Télam el fiscal penal 2, Ramiro Ramos Ossorio, quien detalló que la pesquisa se originó tras dos denuncias cruzadas.

«Dos jóvenes mayores de edad denuncian que los golpearon y les sustrajeron un celular cuando los sacaron de la reunión?, en tanto «la familia Teruel también denunció» a los dos chicos y a familiares de uno de ellos, informó el fiscal.

“Felipe Teruel (hijo de Kike) denunció que estos dos chicos fueron a la reunión de amigos sin ser invitados, luego de lo cual empezaron a comportarse de forma inapropiada”, indicó.

Ramos Ossorio comentó que, según la denuncia del hijo del artista, los dos jóvenes fueron invitados a retirarse del lugar, pero “al momento de acompañarlos a la puerta uno de ellos golpeó a otro asistente y eso derivó en una pelea”.

En tanto, Kike Teruel denunció que familiares de uno de estos chicos fueron «por la mañana a su casa; entraron al patio interno sin permiso y allí lo amenazaron e increparon”, relató el fiscal.

Asimismo, aseguró que el integrante de Los Nocheros también contó que estas personas, cuando se retiraban de su vivienda, “rompieron el auto de un familiar que estaba estacionado en la puerta”.

Ante estas denuncias, tomó intervención la Fiscalía a cargo de Ramos Ossorio, que inició una serie de actuaciones para dilucidar lo sucedido en la casa de Kike Teruel, ubicada en el barrio residencial Tres Cerritos, de la zona norte de la capital salteña.

Entre esas actuaciones se destacan la incorporación de exámenes médicos, un relevamiento de las cámaras de seguridad y una inspección ocular de los daños, además de la intervención de Criminalística, que realizó peritajes en el lugar.

Por otro lado, el fiscal detalló que “se mandó a individualizar a los concurrentes” del encuentro, y afirmó que “la madre y la tía de uno de los jóvenes, sin haber concurrido al lugar”, aseguran que todo sucedió en el marco de una fiesta clandestina, con numerosos asistentes y en la que se cobraba entrada.

No obstante, reveló que, “tanto unos como otros jóvenes hablan de una reunión de amigos”.

“La familia Teruel dice que eran 11 personas, estamos trabajando para establecer el número real o aproximado”, agregó Ramos Ossorio, quien apuntó que “los dos damnificados también dicen que era un grupo de amigos, y que ellos fueron por tener una amiga en común”.

De la investigación también participa la Unidad Fiscal de Contravenciones (Uficom), según señalaron fuentes del Ministerio Público de Salta.

kike_teruel_1612400284.jpg

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up
Scroll Up
× ¿Charlamos un rato?