Con «Speaking tango», Minino Garay concreta un viejo anhelo

Este sábado, a las 21 y en un hotel de Villa Giardino, Minino Garay le pondrá el moño a un viejo desvelo artístico. 

Puntualmente, el percusionista y cantante cordobés, residente en París desde fines de los ’80, adelantará el material de Speaking tango, un disco concebido junto al pianista Hernán Jacinto que amalgama música ciudadana con un modo expresivo muy cercano al spoken word

O al mismo rasgo que Garay viene explotando en toda la música que publica con su nombre. 

Speaking tango es un término inspirado en el speaking broken de New York y en el slam de París. Es el nombre que Minino da a este procedimiento musical en el cual declama los hermosos textos y canciones argentinas en vez de cantarlos”, dice la presentación oficial de un proyecto que verá la luz en los próximos meses, como resultado de un proceso de financiación colectiva.

“Así, los saca de contexto (a los textos y a las canciones) y los presenta de una manera más directa”, añade la promoción, sin especificar si el sino de Garay al cantar surge del hábito cotidiano de escuchar discos de hip hop o de su observancia urbana en París, donde vive, o en Nueva York, donde viaja con cierto regularidad. 

“Desde que llegué a Francia siempre escucho rap. Por más que no quiera está muy presente. En los bajos fondos de del país galo, el movimiento hip hop y el baile es muy fuerte, y yo acompañé varias clases coreográficas con percusión cuando llegué en 1989. Después conocí Nueva York en 1996, y no hay que olvidar que cuando acompañé a Dee Dee Bridgewater (entre 2001 y 2011)  todos los años iba de gira por Estados Unidos y me empapaba de todo”, ilustra Garay en contacto con VOS.

“Mi expresión resulta de todo eso. Soy argentino de nacimiento y francés de corazón, percusionista, presente en la escena del jazz internacional desde hace 30 años. Participé en la grabación de más de 220 discos, 10 de ellos bajo mi nombre. Y ahora deseo concretar un proyecto que tiene una importancia muy particular para mí. Hace 20 años que imagino grabar un disco de esta forma (sacando al tango de su contexto para llevarlo a algo más hablado) y con este título”, completa Minino Garay, quien a su vez tira una anécdota epifánica.

“En 1999, cuando estaba grabando mi primer disco (Minino Garay y los Tambores del Sur) conocí a la poetisa Dana Bryant en Nueva York, que declamaba sus textos en el estilo spoken word, las raíces del slam. Esta poesía en voz alta resonó mucho en mí y, naturalmente, después fui creando ese estilo propio que, desde entonces, llevo al escenario e introduje de a poco en mis discos: el speaking tango”, precisa. 

Para Garay, el espíritu del tango es el de un sentimiento triste que se baila y que encarna la esperanza. “Alimentado por mi experiencia como percusionista, influenciado por el jazz y la rítmica del tango, expresé de otra forma a sus textos”, puntualiza.

“Para mi primer álbum elegí un tango muy profundo: Uno. Saqué las palabras de su contexto, las sublimé con una música más contemporánea. Esa mezcla de declamación, entre tango y jazz, me permitió llegar a un público más joven. Este estilo hablado estuvo presente en cada uno de mis discos a lo largo de los últimos veinte años. Hoy quiero dedicarle a ese speaking tango, un disco entero”, confiesa. 

«Speaking tango» se representará en formato de trío, junto al contrabajista Flavio Romero. (Gentileza Daba Oblitas)

-¿Cómo empezó tu relación afectiva – artística con Hernán Jacinto? ¿Cuál creés que es el rasgo distintivo de su toque?

-Lo conocí hace ya varios años, en uno de mis viajes anuales a Buenos Aires. Hernán tiene todo lo que un gran músico debe tener: musicalidad, armonía… Además es melódico y cuenta con muy buena rítmica. Él es moderno en el bien sentido de la palabra. Sabía que íbamos a hacer algo juntos y ya está el disco terminado con él, que estará a cargo de los arreglos de los temas instrumentales en particular y del disco en general. Este disco adapta estándares del tango con sus arreglos (Desencuentro, Volver, Yira Yira) e incluye una de sus composiciones (Partir), además de versiones originales (Los chicos de mi barrio, Que lo parió, Adiós tierra mía, Boca con Boca) y nuevos temas de mi autoría (Speaking tango, Sólo con un beso, Qué carajo, Ámame online, Tus vísceras). 13 temas que hablan de política, de belleza interior, de heridas, de amor…

-¿Por qué a un proyecto así no le queda otra opción que la financiación colectiva? 

-Antes que nada, quiero agradecer a todos mis seguidores en el mundo que me ayudaron a realizar este disco. No tenía otra opción. No hay entrada de plata para nosotros, los artistas.  Atención, critico a mi país, Francia, aun cuando tengo una ayuda del Estado al que le pago impuestos. Y sobre lo que pasa acá, digo que es triste que artistas muy conocidos y con dinero suficiente, no digan ni hagan nada para defender a todos los que trabajan en el espectáculo en escalas más inferiores. Acá, los artistas se volvieron sumisos del poder de turno. Un artista está para denunciar la realidad y divertir a la gente, hacer olvidar el presente y no creérsela. Yo me doy el lujo de grabar jazz con los mejores del mundo; tuve la suerte de grabar folklore con Jaime Torres, Jairo y Mercedes Sosa, de hacer discos de chanson francesa y otro en homenaje al cuarteto cordobés… Pero a todo lo llevé adelante con calidad y amor, sin esperar que ningún gobierno de ningún lado del mundo me felicite. 

-¿Cómo se desarrollan tus días parisinos? Hasta donde puedo ver por posteos y demás, estás privilegiando tus propios proyectos por encima de tu rol como músico de sesión o de acompañamiento. 

-Mis días en París se pasaron bastante bien ya que yo puedo viajar cuando quiero porque tengo las dos residencias. Ahora en París está todo parado. Hay conciertos streaming y grabaciones pero, tal como decía antes, los artistas están luchando para obtener más derechos y ayudas del Estado. Estoy orgulloso de ser francés de corazón y quiero enormemente a mis amigos de allá. Es cierto que ahora me dedico casi exclusivamente a mis proyectos personales. Que son estos: Speaking tango, Tunga Tunga’s Band, el grupo de percusión Frapadignos y el dúo con el gran pianista Baptiste Trotignon. Por supuesto, también debo ocuparme de la música de Alex Pandev, mi gran amor.

En vivo 

Minino Garay y Hernán Jacinto presentarán Speaking tango en Pueblo Nativo Resort (Villa Giardino), el próximo sábado a las 21. Estarán acompañados por Flavio Romero (bajo eléctrico). 

WhatsApp_Image_2021-02-11_at_10.49.59_1613395092.jpeg
Garay y Jacinto tienen su disco en conjunto a «punto caramelo». (Gentileza Dana Oblitas)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up
Scroll Up
× ¿Charlamos un rato?