1915 presenta “Los años futuros” en Córdoba: “No nos quedamos quietos ni un segundo”

En diciembre de 2019, ya con dos discos bajo el brazo y uno más en camino, 1915 tocaba las puertas de una nueva etapa en su trayectoria como grupo.

Con un crecimiento paulatino pero efectivo, la banda oriunda de la zona norte del Gran Buenos Aires finalizaba aquel año con la certeza de saber que lo mejor aún estaba por venir y un público cada vez más nutrido parecía confirmarlo tanto en plataformas digitales como en sus shows.

Luego de Dual (2016) y Bandera (2018), el cuarteto conformado por Cruz Hunkeler, Federico Penzotti, Jeremías Alegre y Alejo Freixas se encontraba terminando la producción de su tercer material pero ya había alcanzado una notoriedad suficiente como para generar una agenda propia en distintas ciudades del país y participaciones en festivales como Lollapalooza y el más cercano LNG.

Sin embargo, con Los años futuros ya completado y listo para salir a comienzos de 2020, la pandemia de Covid-19 trastocó cualquier indicio de continuidad de un camino construido sin prisa pero sin pausa.

“Fue muy doloroso por un montón de motivos, como lo fue para todos”, explica Hunkeler, cantante y guitarrista. “Lo que se palpaba entre nosotros era que después de todo lo que pudimos hacer con Bandera, el próximo disco la tenía que romper”, admite sobre las expectativas puestas de antemano en el tercer álbum del cuarteto.

No obstante, con el disco sonando desde hace meses y con ocho canciones que hacen propios los legados del pop y el rock argentinos, todo parece haber vuelto a su cauce natural. Dice el vocalista: “Yo estoy muy contento con cómo nos desarrollamos en la pandemia. Creo que crecimos con Los años futuros aun habiendo sacado el disco en pandemia y eso me da bastante orgullo. Dentro de toda la situación que se dio creo que hicimos lo mejor posible”.

 

Salir a cantar

Efectivamente, el trabajo producido junto a Guillermo Porro –que fue lanzado en mayo- no sólo representó un nuevo salto de la calidad para la banda. También fue un disparador natural para generar contenidos tan distintos como una serie de vivos a través de YouTube con invitados, un podcast dedicado al disco y, eventualmente, un show vía streaming.

“A la pandemia la batallamos fuerte, no nos quedamos quietos ni un segundo, nos la rebuscamos para hacer cualquier cosa que nos mantenga activos. Nos inventamos algo para estar en contacto con la gente”, acota el cantante sobre esas estrategias puntuales para mantener (y aumentar) el interés de propios y extraños. “Toda la pandemia fue eso: ir sacando ideas para reconectarnos con la gente”, resume Hunkeler.

-A fines de 2020 y en enero volvieron a tocar con público. ¿Cómo viven esta posibilidad de salir de gira a presentar nuevo material?

-Le estamos metiendo duro y parejo, estamos ensayando casi todos los días, volviendo a emprolijar y a prestarle atención a los pequeños detalles. El disco tiene casi un año desde que lo terminamos y recién lo empezamos a ensayar en septiembre, yo me había olvidado los acordes (risas). Cada show que tenemos ahora es muy especial. Por cómo está dada la situación, se vive como si fuera un reencuentro –porque lo es- y de un modo muy extremo y muy gratificante cuando finalmente salimos al escenario y vemos la cara de la gente. Queremos ver qué pasa en Córdoba, Rosario, santa Fe y La Plata, queremos sentir cómo anda en la calle Los años futuros. En otra situación, vos sacás un disco y te das cuenta si le va bien o le va mal también por cómo le va en el vivo, no sólo por lo que pasa en las tiendas digitales.

-Este tercer disco es una confirmación de todo lo hecho por el grupo desde sus inicios. ¿Sentís que los posiciona como algo más que una promesa?

-Nunca lo había interpretado así, pero puede ser. Me encantaría que así sea, igual siempre estamos mirando para adelante. Sentimos que hay promesas por cumplir entre nosotros y con la gente que nos sigue: crecer más, tocar para más gente, mejorar el show, agrandar el equipo. El disco lo empezamos a hacer en agosto de 2019 y lo teníamos listo en enero. Cayó la pandemia, esperamos un poco para ver qué hacíamos y nos dimos cuenta que teníamos que sacarlo porque si no iba a perder la sensación de novedad para nosotros, la gracia de estrenar algo que es como tú “hijito”.

-Al momento de hacer “Los años futuros” había expectativas puestas en ustedes desde varios ámbitos. ¿Cómo manejan esa presión y cómo influyó en el proceso creativo?

-Fue raro el proceso. Lo lógico hubiera sido hacer sacar un disco parecido a Bandera, o trabajar canciones de esa misma época que tenían muchas similitudes. Pero es un disco re distinto y lo siento como algo jugado. Hay algunas canciones que tienen data, en el sentido de muchos acordes y ese tipo de cosas. Es lo que salió, fue lo más sincero que pudimos hacer. Guille Porro también le dio su identidad y es el mejor disco en términos de audio. En eso mejoramos una bocha. El proceso creativo fue anterior a la pandemia, pero todo se resignificó muchísimo al haber salido en mayo. Tomó otro sabor, tanto para nosotros como para la gente que nos sigue, incluso en algunas letras como la de No les creo (“Estamos encerrados/ Y abre la cicatriz”), pero fueron coincidencias (risas). Para nosotros ya antes de la pandemia Los años futuros significaba una mirada de esperanza, una especie de “luz al final del túnel” o un objetivo.

Para ir

1915 se presenta este jueves en Club Paraguay (Av. Marcelo T. de Alvear 651) desde las 20.30. Artista invitado: Ficción. Entradas en venta con formato de mesas para 2, 4 y 6 personas. Disponibles desde $ 1.540 (para 2) en Alpogo.com.

1915 vuelve a Córdoba tras más de un año de ausencia para presentar «Los años futuros» (Gentileza prensa).
El grupo atravesó la pandemia apostando a la creatividad y al contacto con su público (Gentileza prensa).
1915, uno de los grupos nacionales que más ha crecido en los últimos años (Gentileza prensa).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up
Scroll Up
× ¿Charlamos un rato?