Don Osvaldo cerró su multitudinaria serie en Plaza de la Música: Pasión intacta

“Sin tu voz caeré/ No podré ilusionarme otra vez/ Porque el fuego que une nuestras almas/ Morirá cuando deje de ver”.

Cuando en la noche del martes en la Plaza de la Música sonaron los últimos acordes de Ilusión, se bajó el telón para el undécimo show consecutivo de Don Osvaldo en Córdoba. 

En un marco atípico para una fiesta del rock, la banda de Patricio Santos Fontanet se dio el lujo de volver a tocar a sala llena y el promotor José Palazzo puede sacar chapa de haber organizado el evento musical que más gente movilizó desde el inicio de la pandemia. 

“Gracias por darnos la posibilidad de laburar. Nosotros no trabajamos para ningún gobierno. Tampoco salimos en ningún canal de televisión haciendo festivales. Entonces defendemos el trabajo de esta manera. Ustedes pagan la entrada y nosotros tratamos de hacer lo mejor que podemos”, explicó “el Pato” ante un público que debió permanecer sentado durante todo el recital. 

“Es un embole que no te dejen ni pararte a cantar. Ni para pedir una cerveza al mozo podés ponerte de pie. Pero uno entiende que es lo lógico en este momento”, le contó Natalia a VOS, una fanática que estuvo en seis de los recitales. 

La gente controló sus pasiones aun en los temas «más arriba». (Gentileza Sepia/ Facundo Sarría)

Al igual que ella, muchos de los presentes coincidieron en que esta seguidilla de show dejó un sabor agridulce en los seguidores de Fontanet, acostumbrados a vivir de una manera muy distinta cada uno de sus recitales. 

Lo bueno: se cumplieron a rajatabla todos los protocolos, el ingreso fue rápido, al público lo ubicaban personalmente en su silla y había guardias con láser apuntando en la cara a quienes se quitaban los barbijos. La idea era cuidarse entre todos y la gran mayoría colaboró en ese sentido.

¿Algo más para destacar? Sí. Al “Pato” se lo vio feliz, bien de ánimo y de salud. Contento por esta chance de volver a cantar, una cuestión que remarcó durante todos estos días. 

Lo malo: Fontanet tiene un público muy fiel y varios seguidores estuvieron en más de un show. Pero la lista de temas prácticamente no cambió nunca y muchos se quedaron con las ganas de ver algo distinto.  Y lo otro que dejó un sabor amargo en los más fanáticos fue la decisión protocolar de deber permanecer sentados durante todo el recital.

De a ratos la situación se asemejaba a la postal de una platea intentando ponerse de pie ante una situación de gol de su equipo. Pero la cordura primó durante toda la noche del cierre. 

El show de Don Osvaldo respetó el distanciamiento social. (Gentileza Sepia/ Facundo Sarría)

Siguen sonando así

“Me sorprende verlos así sentados. Es gente no está acostumbrada a portarse tan bien”, comentaba anoche uno de los guardias de seguridad mientras sonaba La llave, uno de los 22 temas que Fontanet cantó anoche.

Al igual que en los anteriores shows este martes Don Osvaldo abrió con Mis latidos y cerró con Ilusión, quizá intentado evitar los desbordes y pogos que se armaban con Suerte, la canción con la que “Pato” le ponía punto final a cada una de sus fiestas. 

Ciegos, Vaivén, Un lugar perfecto y Dos secas fueron los otros temas que le dieron inicio a una fiesta que puso primera con unas palabras de Fontanet. “Qué silencio… Cuando se mueren los hijos de puta hay que festejar, no hay que deprimirse”. 

Con esa frase, en clara alusión al expresidente Carlos Menem, el líder de Don Osvaldo le dio inicio a un concierto en el que también sonaron Tan perfecto que asusta, Evolución, Guiños, Desierto, O no, Parte menor, Acordate, El saludo y el adiós y 9 de Julio, un clásico de Callejeros. 

Y sobre el cierre además pasaron Más allá (canción a la que Patricio le cambió unas frases y dijo: “Nos quisieron arrasar de la historia pero estamos acá. Los que transan a su sangre por plata son ratas sin moral”), Normal, Misterios, Espejito espejito, Vaso sin fondo, Alma e Ilusión

El público también disfrutó de la magia del nuevo guitarrista Gabriel Videla y de otra noche que, de a ratos, los hizo acordar que esta pandemia es una pesadilla que pronto podría encontrar su ansiado final.

Y los fanáticos dejaron en claro, una vez más, que el silencio no es su idioma.

 

WhatsApp_Image_2021-02-17_at_09.28.39_2_1613565392.jpeg
WhatsApp_Image_2021-02-17_at_09.28.39_1_1613565284.jpeg
Patricio Santos Fontanet se refirió al expresidente Menem en duros términos. (Gentileza Sepia/ Facundo Sarría)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up
Scroll Up
× ¿Charlamos un rato?